lunes, 4 de mayo de 2015

Europa, Marketing Online y E-commerce



Gracias a los canales de comercio electrónico y su evolución, las empresas que quieren lanzar, ampliar o mejorar su estrategia de Marketing Online en Europa se enfrentan a grandes desafíos tanto en términos de adopción como en las mejores prácticas locales. Hacer efectivo un mosaico digital en la UE, en países muy, medio y incluso apenas habilitados.


En este artículo veremos analizaré las razones subyacentes de esta tasa de adopción irregular y espero que pueda dar más ideas sobre planificación y como impulsar tu estrategia de Marketing Online en Europa.


La adopción en Europa del Marketing Online es tan diversa como su región


Si analizamos los porcentajes de los ingresos generados en el mundo Online, según Eurostat, el país líder en la región es el Reino Unido. El Reino Unido cierra el 20% de sus volúmenes de comercio a través de estos canales, mientras que otros como Italia o Grecia muestran una cifra más cercana al 5%.

A pesar del valor desequilibrado de los ingresos generados por las ecommerce, no hay que perderse uno de los factores clave que podrían no haber sido capturados por el efecto ROPO (Research Online / Purchase Offline) que quiere decir "Búsquedas Online / Compra Offline". Según la investigación de Forrester por cada euro gastado Online, el canal digital influye 5 euros en ventas fuera de línea y en 2018 la web influirá en el 44% de las ventas físicas en Europa. (Mega remarco esta última frase por su importancia)

Si tenemos en cuenta ambas relaciones como promedios de toda Europa, podemos inferir que hoy (o en un futuro próximo), la mayor parte de los ingresos de las empresas europeas sucederan, ya sea en línea o por lo menos han sido influenciados por los canales Online. Este es el valor real que debemos buscar para entender mejor nuestros enfoques estratégicos de Marketing Online.


La comprensión de las razones para el desequilibrio de las Ventas Online


Para entender los desniveles geográficos de la venta online en la Unión Europea podríamos acercarnos, preguntándonos desde el punto de vista económico, o bien si la demanda es irregular (la disposición de los consumidores), o la oferta, es decir, la diferencia proviene de empresas que no adoptan canales de ecommerce ampliamente en algunas zonas geográficas.

A partir de la disposición de los consumidores europeos y centrandonos en el nivel de conectividad; en Europa occidental, más del 80% de los hogares tienen conexión a internet y el mínimo de conectividad a nivel de observador se encuentra en torno al 65%, incluso en Portugal y Grecia. Si ampliamos el análisis a Europa del Este, la mayoría de los países tienen una conectividad que se sienta en la banda de entre el 70% y el 80% y el nivel más bajo no es tan diferente a la observar en Europa Occidental que es del 57%.

Si seguimos con el análisis del comportamiento del usuario europeo, de acuerdo con las métricas de Eurostat, la mayoría de los europeos muestran habilidades de internet suficientes para ser considerados usuarios maduros. Casi el 100% de los europeos saben cómo utilizar los motores de búsqueda y la mayoría sabe cómo comunicarse, compartir experiencias y archivos a través de la web. Si nos fijamos en las diferencias de comportamiento a través de los usuarios, que no son realmente brechas significativas de usabilidad.

Ahora vamos a añadir una pieza más al rompecabezas del análisis y un vistazo a las razones clave por las que los europeos eligen no hacer compras Online: las dos cuestiones más importantes parecen ser la falta de necesidad de hacerlo, y una preferencia hacia los canales físicos. Mientras que en el Reino Unido estas razones clave representan alrededor del 20% de los encuestados, en los países mediterráneos como Italia o España esto representa el 40% y el 60% de los encuestados, respectivamente.

Resumiendo los hallazgos, los europeos están bastante uniformemente conectados, técnicamente hablando; sus habilidades de Internet son similares y sabemos que el efecto ROPO es mayor en las economías digitales no principales. La aplicación de una simple regla de inferencia, si el consumidor no es la razón, el factor clave que falta para impulsar el comercio Online en toda Europa tiene que ser una falta de impulso a la adopción de la tecnología y los cambios constantes que provocan una interrupción digital en la organización, directamente de las propias empresas.


Las consecuencias de este desequilibrio de Marketing Online


Todos estamos de acuerdo que la disposición de los consumidores está impulsando la adopción en la industria de sólidos canales y estrategias de Marketing Online. El hecho de que tanto la industria va a seguir evolucionando (impulsado por las necesidades del consumidor), y el consumidor mantendrá la adopción de estas innovaciones tiene mucho sentido, podría decir, que es un ciclo de auto-propulsión.

Sin embargo, todavía existen grandes áreas de la disparidad y la brecha entre los consumidores y las marcas haciendo que los minoristas aumentarán antes de disminuir. La única manera de suavizar este golpe a corto plazo y para mantener (espero aumentar), tu base de clientes es tener una estrategia de Marketing Online dinámico impulsado por el consumidor, no por la presión del grupo o de la retórica interna que las empresas deben evitar.

Ahora para poner algunos números detrás de la teoría. Si pretendemos que todas las empresas europeas tengan la misma orientación al cliente ya que las empresas británicas, que corren un cálculo rápido de aplicar la penetración del comercio británico en el comercio global de comercio de Europa, la oportunidad de mercado digital europeo saltaría inmediatamente el 40%, y eso es sólo el ponerse a trabajar el día a día!

En resumen, las marcas se enfrentan ahora cada vez más por los consumidores que disponen de una mentalidad tecnológica, habilitados, capacitados y necesitan una estrategia de Marketing Online conveniente para llevar a cabo y sacar provecho de esta situación. A pesar de las carencias actuales de la industria, esto significa que hay oportunidades para captar la atención de este nuevo perfil de consumidor. Capturar el potencial del crecimiento en ecommerce de Europa depende de nuestra capacidad de colocar al cliente en el centro de las estrategias de Marketing Online y de inversión basado en el potencial futuro del mercado, en lugar de su legado hasta la fecha.


Si tienes alguna pregunta, no dudes en comentar, quizás pueda ayudarte con tu estrategia de Marketing OnlineInbound Marketing o SEO en Barcelona.



Otto Saura http://www.ok-otto.com